Saltar al contenido

Mejores trucos para maquillarse bien paso a paso

16 marzo, 2019
maquillarse bien

¿Te gusta el maquillaje? Muchas mujeres se maquillan porque consideran esta un arma de seducción, otras se maquillan porque las hace sentir seguras de ellas mismas, ¿y tú por qué te maquillas? Maquillarte no podrías considerarlo como una obligación, sino como una opción que puedes utilizar según te plazca.

Si, puede que al principio maquillarte lo veas como una tarea complicada, pero esto no es así, ya que es un arte que puedes perfeccionar a medida que aprendes nuevas técnicas. Para que puedas aprender a maquillarte como toda una profesional hemos creado una guía bastante productiva que te explicará los mejores trucos para maquillarse bien paso a paso.

¡Sácate partido y aprende a pintarte como una verdadera profesional!

pintalabios

Herramientas apropiadas maquillarse

Primero que nada debes tener en cuenta que el mejor maquillaje es aquel que no se nota, porque así puedes potenciar tus puntos fuertes. Si te haces un maquillaje más llamativo podrías enmascarar tu belleza y convertirla en algo artificial.

Ahora bien, antes de iniciar cualquier rutina de maquillaje debes verificar que tengas las herramientas apropiadas para ello, como:

  • Las bases de maquillajes de acuerdo a tu piel.
  • Las pinturas en los tonos que mejor te sientan.
  • Las brochas lavadas previamente.
  • La crema hidratante.

Una vez que tengas todo tu equipo, puedes empezar a maquillarte. ¿Preparada? ¡Toma nota de cómo hacerlo de la mejor manera!

cosas que necesitas

Paso a paso para maquillarse bien

¿No sabes cómo maquillarte? Aquí te dejamos unos trucos paso a paso que serán de gran ayuda al momento de maquillarte.

1. Limpia tu cara.

Limpiarte la cara antes del maquillaje es muy básico a la hora realizarte cualquier maquillaje, pues tu cutis debe estar limpio en todos los sentidos para que el maquillaje se adhiera perfectamente y evitar la aparición de imperfecciones creadas por la falta de higiene en la piel.

Así que el primer paso antes de una buena rutina de maquillaje debe ser lavarte la cara con un jabón neutro, para que se elimine la suciedad y el exceso de grasa que hayas acumulado hasta ese momento.

Luego, escoge un limpiador que vaya mejor con tu piel (Si tienes la tez muy seca, escoge una loción hidratante, pero si sueles tener demasiada grasa, será mejor que utilices un producto oil free), aplícalo directamente sobre tu rostro y utiliza tus propias manos o un algodón para extenderlo por la cara. Luego, aclararlo con abundante agua.

limpiar la cara

2. Hidrata tu cara.

El segundo paso es que hidrates tu cara para que tu piel se vea radiante con el maquillaje, para ello, escoge una loción adecuada a tu tez y utiliza un producto con factor de protección, para que el sol no se impregne en tu piel y la desmineralice.

Por último, deja que tu rostro absorba por completo la crema para que puedas continuar.

crema

3. Emplea la prebase.

La prebase te ayudará a preparar tu piel antes de la base, además, te ayudará a tapar los poros y esconder las pequeñas imperfecciones.

Para mejorar el aspecto de tu piel juega con el tono de la prebase y utiliza una brocha para extenderla por toda la cara con pequeños círculos.

En este sentido, si sueles tener la piel demasiado pálida, una base rosada te dará un toque de color; si tienes muchas rojeces o granitos, apuesta por un cosmético de tonalidad ligeramente verdosa; pero si tienes la piel de un tono amarillento, utiliza una prebase de color ligeramente morada.

prebase

4. Sigue con la base.

Escoge bien la base para que el aspecto final sea de lo más natural. Una buena base debe de ser libre de aceites y que tenga factor de protección solar. ¿El color importa? Claro, aunque tu piel cambie por sarpullidos, granitos, por el sol, por manchas, entre otros, siempre tu tez tiene un color base que se mantiene, sea fría (azulada, rojiza o rosácea), cálida (dorada o anaranjada) o neutra (si está entre ambos tonos).

A partir de ahí, busca la base que más te favorezca para que el maquillaje se funda con tu piel y hacerla lo más uniforme posible, no hacer que tu tez parezca de otro color. Aplícate la base con brocha para que se extienda mejor.

base

5. Aplícate el corrector.

El corrector debes aplicarlo en aquellas zonas donde tengas algo que corregir, disimular o camuflar. Para que elijas el corrector que mejor vaya contigo, vas a depender del tipo y color de la piel de la zona que debas ocultar.

El corrector verde es perfecto para tapar rojeces o acné, el azul disimulará las zonas de tu piel que parezcan amarillentas, el amarillo te ayudará a equilibrar las zonas violetas de tu piel como, por ejemplo, las ojeras; el corrector blanco es un iluminador perfecto y el corrector marrón te servirá para dar un poco de profundidad a tu rostro.

corrector

6. Fija tu maquillaje con polvo.

Para que fijes tu maquillaje y a reduzcas los incómodos brillos de la frente aplica con una brocha grande unos polvos traslúcidos.

polvo

7. Maquilla tus cejas.

Las cejas pueden cambiar tu imagen por completo. Es importante que busques un aspecto natural y acorde a la forma de tu cara y para maquillarlas utiliza un lápiz de cejas del color más parecido a tu cabello; rellena los pequeños huecos que tengas en las cejas y define su forma. Por último, utiliza un gel con cepillo para peinar los pequeños pelos y que se queden fijos.

cejas

8. Usa el colorete.

El colorete te ayudará a potenciar tus pómulos y, al mismo tiempo, te dará un poco más de vida al rostro.

Al aplicarlo empieza a la mitad del rostro y extiende hacia la sien difuminando bien los bordes para evitar manchas.

colorete

9. Maquilla tus ojos.

Elige tu estilo de sombras de ojos: más o menos oscuro, más o menos recargado o más o menos marcado y empieza aplicando la sombra sobre el pliegue del párpado con un pincel pequeño. Luego, utiliza un tono más claro para la zona central y superior y utiliza una gota de iluminador sobre tu lagrimal para que tu ojo parezca mucho más brillante.

10. Aplícate el eyeliner y el rímel.

Para aplicar el eyeliner traza una raya sobre la línea de tus pestañas por el párpado superior del ojo, y aunque es complicado, intenta que la raya de ambos ojos quede lo más parecido posible.

Para aplicarte el rímel: riza tus pestañas, aplica una capa de máscara de pestañas y pasa el cepillo por cada una de tus pestañas, incluidas las que están más cerca de tu lagrimal y las del extremo opuesto.

ojos

11. Maquilla tus labios.

Primero exfolia tus labios e hidrátalos previamente con vaselina o cacao. De esta forma, no estropearas tu maquillaje. Luego, empieza con un delineador para definir la forma y para fijar el color y, por último, aplica un labial o gloss sobre tus labios, empezando en el centro del labio y extendiéndose hacia los bordes para evitar los excesos.

Escoge el color de tus labios según el maquillaje de tus ojos, la ropa que vayas a llevar, la ocasión, entre otros, pero siempre elige un estilo de labios menos recargado que el resto del maquillaje.

labios

¡Esperemos que con estos trucos hayas aprendido fácilmente a maquillarte y así poder lucir un buen look!